Blog

Cómo empezar un movimiento

Posteado por En feb 20, 2013 En Motivación

Estos días se está hablando mucho del bombero que se negó a desahuciar a una pobre anciana por retrasarse en el pago de su alquiler dos míseros meses. No hablaré sobre el bombero en sí, sino de cómo empezar un movimiento, del tipo que sea y de la ideología que defienda.

Se trata de una conferencia muy interesante de Derek Sivers en TED. Éste aprovecha un vídeo que muchos de vosotros ya habréis visto hace tiempo y nos enseñará cómo empezar un movimiento en tres minutos.

¿Qué es un movimiento?

Bueno, el término movimiento puede referirse a varios conceptos dependiendo de la disciplina. Puede aplicarse en un montón de ellas:

  • Arte
  • Biología
  • Demografía
  • Economía
  • Física
  • Filosofía
  • Guerra
  • Historia
  • Juegos
  • Medicina
  • Música
  • Periodismo
  • Religión
  • Política
  • Tecnología

 

Como veis, hay un montón de posibilidades. ¿Cómo empezar un movimiento? Fácil, elegir una de ellas.

¿Qué hace falta para crear el movimiento?

Para crear un movimiento hacen falta dos elementos principales: un líder y sus seguidores.

  • Líder: un líder necesita coraje para sobresalir y ser ridiculizado, pero lo que él hace es fácil de seguir.
  • Seguidores: el papel de los seguidores es parte tan importante como la del líder. Es crucial la actuación del primer seguidor (en el vídeo aparece en el segundo 17), ya que enseña a los demás cómo seguir. Se puede ver que el líder lo adopta como a un igual, así que ya no podemos hablar de líder y seguidor como tal sino de ellos, un conjunto, un equipo.

El papel crucial del primer seguidor

Como hemos dicho anteriormente, el líder tiene que adoptar a los primeros seguidores como a iguales, debe transmitirles su idea y tratarlos como a uno más de su familia, eliminando así cualquier escalón que hiciera pensar al seguidor que no está a su altura.

De esta manera ese primer seguidor enseñará a los demás cómo seguir. ¿Por qué? Porque cree en su líder.

Si el primer seguidor cree en lo que hace, se lo comunicará a sus amigos, a su familia (es lo que hace en el segundo 31), aumentando así las posibilidades de que el movimiento triunfe. Este factor clave del primer seguidor, en realidad es otra forma de liderazgo. Hay que tener valor para seguir al líder y es quien transforma a un loco solitario bailando en un guía.

Después viene un segundo seguidor y otro. Ya no son uno, ni dos, tres es multitud y la multitud es noticia (segundo 54). Un movimiento debe ser público, es importante no sólo mostrar al líder sino a los seguidores. La clave de cómo crear un movimiento de forma eficaz es que los nuevos seguidores imiten a los otros seguidores ¡no al líder! De ahí lo importante que es creer en esa idea, ese proyecto o cualquiera que sean nuestros propósitos, focalizando todos nuestros esfuerzos en que los demás también lo hagan.

Después de los tres o cuatro primeros seguidores vienen dos más, y justo después tres personas más (minuto 1:12), o lo que es lo mismo, ahora tenemos ¡IMPULSO! Este es el punto determinante. ¡TENEMOS UN MOVIMIENTO!

Reflexiones

Cuanta más gente se una, es menos arriesgado. Los que estaban alejados del solitario bailarín y sus seguidores, ya no tienen motivo para no acercarse y empezar a formar parte del movimiento. No sabresaldrán, no serán ridiculizados, serán parte igual de importante que el primero. Si somos del tipo de persona sin camiseta que baila sólo impulsivamente, hay que recordar la importancia de aceptar a los primeros seguidores, así está claro que se trata del movimiento, no de ti.

La verdadera lección de cómo empezar un movimiento es que el liderazgo está sobrevalorado. Sí, fue el loco sin camiseta el primero en empezar a bailar y seguramente obtendrá todo el reconocimiento por ello pero fue realmente el primer seguidor quien transformó al loco solitario en líder. Se nos dice que todos deberíamos ser líderes pero eso sería realmente ineficaz. Si nos preocupa realmente un movimiento, hay que tener la fuerza de seguir y enseñar a otros como empezar a seguirlo.

Si veis a un loco solitario haciendo algo extraordinario, tened la fuerza de ser los primeros en sobresalir y unirse. ¿Un político? ¿Un bombero? Elije el tuyo.

Vía – Cómo empezar un movimiento, de Derek Sivers

Sin comentarios

Aún no hay comentarios en este post.

Sin comentarios